Cuidados naturales para la piel atópica

Cuidados naturales para la piel atópica

¿QUÉ ES LA PIEL ATÓPICA?

En este artículo vamos a tratar diferentes aspectos de la piel atópica, empecemos por conocer qué es la piel atópica, causas que la desencadenan y cuál es su proceso.

La piel atópica o dermatitis atópica es una afección inflamatoria crónica de la piel, la padece entre el 5 y el 20% de la población, se dan más casos en niños pero también se produce en la edad adulta.

Las síntomas básicos son picor y piel seca que llega a la descamación. En algunas ocasiones la dermatitis atópica cursa también con otras enfermedades como son la rinitis alérgica (fiebre del heno) o el asma.

Hay ciertos factores de riesgo que pueden producir dermatitis atópica como son:

· Tabaquismo tanto activo como ser fumador pasivo.

· Predisposición genética. Tener antecedentes familiares de alergias, eccemas, asma o rinitis alérgica.

· Disminución de la lactancia materna

· La ansiedad, el estrés.

SÍNTOMAS DE LA DERMATITIS ATÓPICA

Como hemos comentado anteriormente los síntomas más típicos son la sensación de picor y la descamación, pero también hay más:

· Picor más insistente por las noches

· Piel escamosa y engrosada

· Heridas, que se producen por el rascado. En algunas ocasiones se pueden infectar.

· Abultamientos que pueden supurar líquido y formar costras si se rascan.

· Manchas rojizas o marrones, sobretodo en manos, pies, cuello, muñecas, párpados. Y en el caso de los bebés en cuero cabelludo y rostro.

                               

CÓMO CURAR LA DERMATITIS ATÓPICA

A día de hoy no existe una cura definitiva, lo que tratamos es de aliviar los síntomas para que los brotes que se producen sean más fáciles de llevar y mejorar la calidad de vida.

En estaciones como el otoño los síntomas se pueden agravar, debido a la bajada de temperaturas.

· La hidratación es nuestra aliada. La piel atópica tiende a resecarse, por tanto debemos humectarla al menos 2 veces al día, con cremas, aceites, bálsamosespecialmente después de la ducha que es cuando la piel se reseca más. Los aceites vegetales como el de caléndula calman la piel y el aceite de jojoba la hidrata y nutre.

· Mantener las uñas bien cortas. El picor puede llegar a ser muy molesto y si rascamos las lesiones podemos llegar a producir una infección. Otra opción es usar guantes sobretodo en la noche cuando el picor se hace más persistente.

· Utiliza jabones suaves y sin colorantes ni perfumes. Opta por jabones con certificación ecológica.

· Usa un humidificador en tu hogar o un difusor de esencias que también cumplen muy bien la función de humidificar el ambiente además de desprender un olor agradable gracias a los aceites esenciales de tu elección.

· Realiza duchas cortas de agua tibia.

· Evita las esponjas. La piel atópica es extremadamente sensible y un simple roce con una esponja puede dañar la piel.

· Sécate sin frotar la piel. Dando suaves golpecitos con la toalla.

· Evita desodorantes, tatuajes…

· Ropa suave y fresca. Se recomiendan los tejidos de lino y los tejidos de algodón ya que son suaves, cómodos y frescos. Si el algodón es orgánico mucho mejor. También los tejidos de microfibra son recomendables siempre que no estén mezclados con tejidos sintéticos.

· Trata el estrés y la ansiedad. Realiza actividades que favorezcan la relajación como el yoga, salir a caminar, leer un libro. Tener niveles altos de estrés y/o ansiedad pueden producir un brote de dermatitis atópica.

· Duerme las horas necesarias. Un sueño reparador elimina el estrés, la ansiedad que muchas veces están detrás de la aparición de brotes.

· Tomar el sol es beneficioso para las lesiones pero siempre con protección.

· Acude a un dermatólogo. Es el médico especialista que debe llevar un seguimiento del estado de tu piel.

                                  

QUÉ ALIMENTOS EMPEORAN LA DERMATITIS

La alimentación es clave a la hora de cuidar nuestra piel y lo es aún más cuando nuestra piel es sensible, delicada o sufre de algún problema.

Los alimentos que debes evitar o reducir su consumo, son los muy condimentados o salados, alimentos grasos como la leche entera, yogures siempre que no sean desnatados, embutidos, carnes rojas, bollería industrial. Alimentos ricos en histamina como el marisco, las fresas y el queso curado.

Cada piel reacciona de una forma, eres tú mismo el que debe valorar qué alimentos le sientan bien a tu piel y qué alimentos le perjudican.

Los alimentos que no deben faltar en tu dieta por los beneficios que se obtienen son el agua que ayuda a hidratar la piel, y las frutas y verduras que no sean ácidas, por tanto, descarta los cítricos.

  

Albanatur Cosmética Natural y Ecológica Certificada 

Imagen principal: Foto creada por senivpetro - www.freepik.es

Producto añadido a Comparar