Qué es la rosácea y cómo tratarla de manera natural

Qué es la rosácea y cómo tratarla de manera natural

La rosácea es una alteración crónica de la piel, que afecta a entre un 5% y un 10% de la población mundial, no tiene cura, aparece en brotes que son desencadenados por diversos factores, pero dichos brotes sí se pueden controlar.

Se puede dar tanto en mujeres como en hombres. Las mujeres son más propensas a padecerla, sobretodo las de pieles claras y finas. En los hombres tiende a aparecer de forma más severa.

Aparecen rojeces en el rostro, sobretodo en la frente, nariz, mentón y mejillas, en algunos casos acompañadas de granos, pústulas.

En muchas ocasiones, la rosácea en la cara, tiene un alto impacto en la autoestima y la vida diaria de algunos pacientes.

TIPOS DE ROSÁCEA

Hay hasta 4 tipos de rosácea cada una con unas características diferentes que seguidamente pasamos a definir.

-ROSÁCEA ERITEMATOSA o TELANGIECTÁSICA: Se caracteriza por la aparición de rojeces en el rostro de forma generalizada, puede estar acompañada de dolor y ardor. También aparecen pequeños vasos sanguíneos y arañas vasculares en la piel.

-ROSÁCEA FIMATOSA: Se presenta en mayor medida en hombres que en mujeres y consiste en un engrosamiento de la nariz. Su tratamiento es quirúrgico para eliminar tejido.

-ROSÁCEA OCULAR: Como su propio nombre indica, afecta a la zona de los ojos en forma de picor, enrojecimiento, inflamación de párpado y ojos. Se produce una sequedad en el ojo, una sensación de arenilla. Se asocia a la aparición de blefaritis y orzuelos.

-ROSÁCEA PAPULO-PUSTULOSA: Es el característico acné-rosácea, se presenta en forma de granitos y enrojecimiento.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE LA ROSÁCEA? ¿CÓMO SE PUEDE EVITAR LA ROSÁCEA?

La rosácea cursa en forma de brotes, al ser una enfermedad o afección crónica, siempre va a estar ahí, pero alternando los tiempos de control con las épocas de brotes.

Los factores desencadenantes más habituales son el alcohol, el sol, el stress, cierta alimentación, los cambios bruscos de temperatura, el tabaco, algunos medicamentos, dolencias gastrointestinales (ha sido relacionada con la bacteria Helycobacter), el ejercicio de alta intensidad, causas genéticas, un sistema inmune alterado. Decimos que son los más habituales, pero hay personas que les afectan unos y otros no.

También hay que tener en cuenta que si padeces de estrés, un deporte moderado puede ser beneficioso para luchar contra ese nerviosismo, deberás encontrar una modalidad que te venga bien, como puede ser el yoga o caminar en las primeras horas del día (para evitar los rayos solares más agresivos).

CÓMO TRATAR LA ROSÁCEA

Hay diferentes tratamientos, podemos hablar de medicamentos orales o medicamentos tópicos (cremas, geles) y hasta de tratamientos medico-estéticos como la Luz Led, la luz intensa pulsada o el láser. Nosotros nos centraremos en cosméticos naturales que podrás utilizar en las épocas de brotes controlados.

                       

QUÉ INGREDIENTES COSMÉTICOS EVITAR EN LA ROSÁCEA

Si tienes rosácea debes evitar ciertos ingredientes que forman parte de algunos cosméticos, como el ácido salicílico, el ácido glicólico, y los sulfatos (Sodium Lauryl Sulfate (SLS) y Sodium Laureth Sulfate (SLES), también se han dado casos de intolerancia al Hamamelis que aunque es un ingrediente natural y muy indicado en pieles sensibles, a algunas personas se les agrava la rosácea.

También debes evitar los perfumes sintéticos y el alcohol.

Pero cada piel es un mundo y lo que irrita a una piel no irrita a otra, lo mejor es ir probando poco a poco, pero nunca cuando un brote esté activo.

RUTINA FACIAL EN PIELES CON ROSÁCEA

Se recomienda realizar una doble limpieza por la noche y un paso único por la mañana, seguido de la hidratación y la protección solar.

Limpieza – Hidratación – Protección Solar

En principio no se recomienda utilizar muchos productos, es mejor pocos productos, no utilizar sérums, tónicos… y una vez tengamos controlada la enfermedad, si nos apetece utilizar algún producto más, ir introduciéndolos de uno en uno, para ver cómo reacciona la piel y en caso de darse una irritación poder identificar el producto que la causa.

Un sérum es un producto que contiene más concentración de activos que una crema hidratante, se aplican después de la limpieza.

Si optas por un sérum debes fijarte que contenga principios activos como el ácido hialurónico que es un potente hidratante y ayuda con las arrugas, es adecuado para todo tipo de pieles, lo encontrarás en las etiquetas como Sodium Hyaluronate y activos calmantes y antiinflamatorios como la camomila, la caléndula, aloe vera, avena, tomillo, pepino…

Si en algún momento quieres introducir un tónico en tu rutina, debes fijarte que sea un tónico hidratante y calmante, que entre sus ingredientes figuren alguno de estos, agua de rosas, aloe vera, acido hialurónico, camomila…

                                  

Para aplicártelo puedes utilizar discos de algodón pero si tienes miedo a irritar tu piel, puedes aplicártelo con las manos.

Nunca debe faltar la protección solar, los solares que mejor se toleran son aquellas cremas solares con filtros físicos formulados con dióxido de titanio u óxido de zinc, y si tiene color tiene la ventaja que puede disimular la rojez, lo ideal sería un factor de protección 50 (SPF50)

Evitar maquillaje waterproof porque obliga a utilizar jabones más agresivos para eliminarlo.

¿En qué consiste la doble limpieza?

La limpieza facial es un paso imprescindible en todo tipo de pieles para que los cosméticos que nos apliquemos con posterioridad penetren mejor en nuestra piel y realicen su función. Si esto es importante en una piel sin problemas, imagínate en una piel sensible como la piel con rosácea.

La doble limpieza como su nombre indica consta de dos pasos:

1º Producto en base aceite, para eliminar el maquillaje, la contaminación… que tiene la piel. Utilizaremos un aceite desmaquillante, bálsamo o agua micelar.

2º Producto en base agua para retirar los restos del paso anterior y las células muertas. Utilizaremos leches limpiadoras, espumas, mousses… La elección de este producto irá en función del tipo de piel, las pieles secas utilizarán leches limpiadoras y las pieles grasas les va mejor un producto tipo espuma.

No es imprescindible realizar una doble limpieza, al final es buscar lo que le va bien y le hace falta a tu piel.

ALIMENTACIÓN ADECUADA PARA PIEL CON ROSÁCEA

Cada vez está más comprobada la conexión entre piel e intestino, por ello es muy importante cuidar el tipo de alimentación que llevamos ya que eso redundará en un mejor estado de la piel.

¿Qué alimentos son malos? Debes evitar o moderar el consumo de alcohol, los embutidos, los quesos curados, las carnes rojas, los picantes, la bollería industrial, alimentos fritos, la soja.

Y debes incrementar el consumo de frutas y verduras, también alimentos con omega-3 como las nueces o el salmón.

Esperamos que te sean de gran ayuda los consejos que te damos en este artículo.

Albanatur Cosmética Natural y Ecológica Certificada

Producto añadido a Comparar