Cómo mantener una buena higiene dental con ortodoncia

Cómo mantener una buena higiene dental con ortodoncia

El tratamiento de ortodoncia permite corregir los pequeños defectos de la dentadura y conseguir una buena mordida, además, proporciona una sonrisa mucho más estética. Por todos estos beneficios, cantidad de personas toman la decisión de someterse a él, o bien en la etapa de desarrollo o ya en la edad adulta. Nunca es tarde para este retoque que tanto puede mejorar la calidad de vida.

Para que el tratamiento funcione como se espera, es importante ir a una clínica especializada en esta disciplina, como la Clínica dental Den de Barcelona, y también hacer un buen mantenimiento poniendo atención a la higiene. Es un aspecto crucial porque los brackets pueden hacer que la suciedad se quede atrapada en ellos y traernos complicaciones. Pero, ¿sabes cómo mejorar tu higiene bucodental con ortodoncia? Aquí te vamos a mostrar algunas pautas, ¡es muy sencillo y te evitará más de un problema!

Escoger el cepillo de dientes adecuado

Hacer una buena limpieza con el cepillo es el punto más básico de un buen mantenimiento con ortodoncia, pues este debe cubrir cada pieza dental durante el proceso, así como los brackets, arcos y gomas.

Se pueden emplear cepillos manuales o bien automáticos para este proceso:

Cepillo dental estándar. Lo ideal es apostar por uno de cabezal fino, filamentos blandos y suaves. Con ello se pueden limpiar los dientes muy bien, aunque hay que prestar atención a los brackets que pueden ser más complicados de repasar.

Cepillo de ortodoncia. Vienen con cerdas en forma de V y filamentos más cortos. Son más flexibles para adaptarse a la ortodoncia y llegar bien a los brackets.

Cepillo eléctrico. Las versiones eléctricas con cabezales pequeños permiten un buen acceso a toda la boca y pueden facilitar la higiene a personas que tienen poca habilidad para ello.

Higiene tras cada comida

Resulta imprescindible hacer un cepillado y una limpieza completa tras cada comida para evitar que la suciedad o las bacterias se acumulen en la boca y en la ortodoncia. Además, se aconseja hacerlo también después de consumir bebidas como el café, el vino o los refrescos.

El momento más importante y al que habrá que prestar mayor atención será el de la noche. Aquí habrá que retirar todas las piezas de la ortodoncia y limpiarlas de manera adecuada, incluso es conveniente introducir determinados accesorios en agua con pastillas desinfectantes para retirar las posibles bacterias.

                                          

Emplear hilo dental y enjuagues

El hilo dental permite acceder a los rincones más escondidos de las piezas dentales y los brackets, así que usarlo en modo de sierra va a impedir que los restos de los alimentos se acumulen en los huecos y den lugar a molestas infecciones. Usarlo al menos una vez al día será muy positivo.

Lo ideal también es complementar toda esta higiene con un colutorio adecuado que permita retirar la capa bacteriana al final de cada limpieza. Se trata de un refuerzo muy positivo, aunque no puede sustituir al cepillado en ningún momento. Lo correcto es seguir todo el protocolo de cepillado, hilo dental, higiene de piezas y enjuague. Con todo ello, harás un buen mantenimiento.

Imagen de portada: Imagen de nakaridore en freepik.
Imagen artículo: Imagen de wavebreakmedia en freepik
Producto añadido a Comparar